Voto por correo

Cuesta creer que una de las democracias más antiguas del mundo no haya perfeccionado el sistema electoral y la garantía de autenticidad de sus resultados. A simple vista, el sistema que impera en España, mucho más eficaz y rápido, ofrece una mayor confianza. El mejor sistema electoral es el comunista.  Y el de más sencillo recuento. La victoria contundente está asegura con antelación al reparto de las urnas.

Como dijo Dalambert, que era más tonto que Voltaire, más tonto que Rousseau y más listo que Diderot,  la guerra es el arte de destruir a los enemigos, y la política el arte de engañar a los amigos, los enemigos y los tontos de la calle, que son mayoría. El mariscal Von Bismark, bisabuelo de Gunilla, acuñó aquel gran pensamiento referido a España. "La Nación más fuerte del mundo. Los españoles llevan 500 años intentando terminar con ella y no lo han conseguido".  Claro, que el Mariscal no conoció a Sánchez, Iglesias, las Montero y la Celáa. Von Bismark era político, militar y cazador, y sentenció que nunca se miente tanto como antes y durante unas elecciones, en el transcurso de la guerra, y después de una cacería. En la recopilación de los partes de guerra de nuestra contienda civil, editados por la Editorial San Martín, se lee en el último parte del bando republicano, que era el bando socialista-comunista, tres días antes de su derrota. "Sin noticias de Interés". Es decir, que para el bando republicano, perder la guerra carecía de interés. Pero me voy por las ramas. El gran problema que tienen hoy los que aspiran a la limpieza democrática en unas elecciones, es el voto por correo. Ahí se fraguan, se acumulan y se llevan a cabo todas las trampas. El derecho al voto por correo no puede ser discrecional. Se vota en las urnas, y pueden y deben hacerlo por correo quienes demuestren la imposibilidad de cumplir con su voto presencial. Tengo experiencia. Cuando en 1991, siendo un joven impulsivo, tuve la osadía de presentarme con una gran Junta Directiva a la presidencia del Real Madrid, compitiendo con Ramón Mendoza, perdí las elecciones como Trump lo va a hacer contra Biden. Por el voto por correo. Más de quinientos socios del Real Madrid fallecidos votaron por correo en una saca que depositó en las oficinas del Real Madrid el entonces vicepresidente de la candidatura de Ramón Mendoza, Lorenzo Sanz. Lógicamente, los socios fallecidos no pudieron acudir a las mesas electorales, y 550 de ellos, desde la Paz Eterna, le rogaron a Lorenzo Sanz que depositara sus votos a favor de Ramón Mendoza en su nombre.

En diferentes Estados norteamericanos, han votado por correo millones de ciudadanos. En Algunos, sumando los votos presenciales y los votos por correo, se han contabilizado más votos que electores certificados por el censo. En España, tenemos un presidente de Correos, íntimo amigo de Sánchez, que no tuvo reparos en reconocer que usaría la gran máquina de Correos siempre en beneficio de su benefactor.  De ahí que el voto por correo se haya convertido, al menos para mí, en un voto sospechoso de fraude y manipulación.

Tan poderoso, tan arrogante, tan aparentemente fuerte, y el tal Biden, que está gagá, y su equipo social-comunista, se la han metido doblada a Trump con el voto por correo. Se había cumplido el plazo y seguían llegando sobres. En un Estado, de 110.000 votos por correo, todos fueron a favor de Biden y ninguno a favor de Trump. Muy raro, muy raro. Voto por correo o voto telemático. Donde no  se puede defraudar, ni mentir ni manipular es en el voto presencial. Y en una democracia, acudir a las urnas, además de un derecho es una fiesta a celebrar cada cuatro años, como en los Estados Unidos en las elecciones presidenciales. Tampoco es mucho lo que se les pide a los ciudadanos. Que hagan cada cuatro años unos minutos de cola, que voten en la urna, que vean cómo su papeleta se introduce en ella y posteriormente a celebrarlo en familia con globos, algo que gusta mucho a los americanos. Pero en el voto por correo, está la trampa. No lo duden.

Déjanos tu comentario

Para publicar tu opinión sobre este contenido, regístrate de forma gratuita.

Cargando...

0 comentarios